Reforma de vivienda en el entorno urbano: “el edificio manda” | deentorno
16567
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16567,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-14.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Reforma de vivienda en el entorno urbano:

“el edificio manda”

 

Situada en un edificio noble de Zaragoza, construido en el año 1950, la vivienda (y el edificio) destaca por tener una fuerte presencia física, y una gran personalidad. La alta calidad de los materiales presentes, que pueden ser considerados como materiales nobles (mármol, baldosa hidráulica, techos altos, molduras elegantes, grandes puertas y ventanas de madera…) fueron las claves que nos ayudaron a encontrar la IDEA de proyecto: “El edificio manda”.

 

Como me explicó el gran arquitecto granadino José Manuel López Osorio (verdadero autor de la frase “el edificio manda”) hay veces que te encuentras con un edificio noble, con tal fuerza y personalidad, que los técnicos debemos contener la intervención en lo mínimo indispensable.

 

Consecuentemente, en este proyecto se realizó una intervención mínima en la que se pueden distinguir fácilmente las pocas modificaciones realizadas y si un día se deseara, poder devolver la vivienda a su estado original con sencillez. Se mantuvo la organización de la vivienda original, las puertas, ventanas, molduras y sobre todo, el suelo. Se trata de un pavimento hidráulico artesanal que está conformado por baldosas de color terroso claro. Se potenció la importancia de este pavimento pintando las paredes y techos de color blanco.

 

Durante la ejecución se renovaron todas las instalaciones de la vivienda, guardando la autenticidad de las mismas, por lo que si la nueva forma de habitar precisa de un nuevo punto de luz, este se incorporó de manera diferenciada a los originales, reflejando la temporalidad del nuevo uso. La actuación más importante se realizó en los cuartos húmedos en los que se mantuvo el mismo tipo de baldosa original. Tras una búsqueda del pavimento más conveniente para estas zonas se dispuso un pavimento nuevo de mármol blanco para mantener los mismos materiales con los que se construyó el edificio. Para mejorar la eficiencia energética de la vivienda se modificaron las carpinterías existentes, únicamente realizando un rebaje en la madera para incorporar un doble vidrio con gas argón, reduciendo así la transmitancia térmica de las mismas a la cuarta parte.

Date
Category
Arquitectura para ti, Proyectos destacados, rehabilitación