Vivienda en Cuarte | deentorno
16521
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16521,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-14.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Vivienda en Cuarte

 

Conceptualmente, la vivienda surge como una coraza que sin aperturas protege del entorno agresivo en la zona de acceso: orientación norte, fuerte ruido de tráfico de autovía a 45 metros, zona industrial de baja calidad arquitectónica al otro lado de la calle, y muy fuerte viento (cierzo). Interiormente, las estancias se abren a patios interiores tranquilos con diferentes cualidades, diseñados para potenciar los usos de la vivienda: los dormitorios, abren a sur para tener un correcto soleamiento, la zona de lectura abre a norte, para no tener una lectura sin sombras que resulten molestas y las zonas más públicas (cocina y estar) comunican norte y sur, generando microclimas para más actividades específicas y ganando riquezas visuales con la transparencia de los espacios.

 

El comportamiento pasivo de la vivienda ha sido pensado permitiendo la ventilación cruzada de las estancias, el aprovechamiento del soleamiento en invierno e incorporando elementos de sombreo en verano. El sistema SATE de los muros permite optimizar el uso de la inercia térmica de los mismos y el suelo de la vivienda (de color oscuro y con gran inercia térmica) refuerza el buen comportamiento térmico pasivo de la vivienda, que no precisa casi de calefacción en invierno y cumple los estándares (que serán obligatorios en 2020) de la Directiva Europea 2010/31/UE relativa a las condiciones energéticas de los edificios de consumo de energía casi nulo (Nearly Zero Energy Building, NZEB).

 

Redacción de proyecto en colaboración con Ignacio Abad Cayula.

Date
Category
Casas Pasivas, innovación, Proyectos destacados