vivienda tierra, adobe recibe premio construccion sostenible 2018
16173
post-template-default,single,single-post,postid-16173,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-14.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Volvemos de Valladolid enormemente agradecidos: ¡¡recibimos el Premio Construcción Sostenible 2018!!

Solo puedo tener en la mente palabras de agradecimiento. Hoy, hemos recibido un premio serio, importante y difícil de conseguir. Tras superar una primera fase de evaluación técnica, y pasar posteriormente a ser evaluado por un Comité Técnico de expertos en sostenibilidad; la vivienda diseñada y construida con adobes en Valdefierro (Zaragoza), ha recibido el Premio Construcción Sostenible 2018 -Vivienda Unifamiliar. España- de la mano de Juan Carlos Suárez-Quiñones (Consejero de Fomento y Medio Ambiente) y Carlos Miranda (presidente del ICC).

Creo que un Premio como este solo puede recibirse, y que no puede «ser ganado» por nadie, ya que no puede pertenecer a nadie. Para mi, es la suma de un esfuerzo humano tan grande que requeriría fragmentar el Premio entre los miles de personas que han aportado su granito de arena. Sin duda incluiría a:

  • los organizadores del concurso: Por organizar un evento de primer nivel, poner en valor la sostenibilidad y darle visibilidad mediática.
  • los más de 600 participantes en total del concurso y resto de personas que trabajan en esta dirección: Por permitir que compartamos experiencias, que todos aprendamos de todos y que sigamos creciendo.
  • los compañeros y colaboradores de este y otros proyectos: por entregar lo mejor de vosotros.
  • los autónomos y gremios que habéis trabajado en este proyecto: por vuestra profesionalidad y capacidad de superar retos.
  • los promotores de este proyecto: por vuestra responsabilidad y compromiso.
  • los antiguos artesanos (adoberos, caleros…). Por decidir a los 80 años (o más) regalarnos vuestro conocimiento en las técnicas tradicionales con una sonrisa.
  • los «locos» de la construcción con tierra y la bioconstrucción: Por sembrar durante años una consciencia que hoy nos facilita el avance.
  • los amigos: por apoyar y cuestionar decisiones, favoreciendo el crecimiento.
  • y como no… a la familia: por el tiempo que dedicamos al trabajo y que os pertenece.

Como he escrito antes; sólo puedo tener palabras de agradecimiento hacia vosotros.

No Comments

Post A Comment